A trip to the past in 5 general stores in La Pampa

The Network of Old General Stores in the province of La Pampa invites you to travel to the past, discover stories of gauchos and immigrants, and delve into the fascinating world of antiques.

The circuit is made up of 5 warehouses, which, with or without new functions, managed to maintain their original facade and period furniture.

Located in towns near Santa Rosa, they attract travelers who want to experience the rural life of years ago.

1. Cultural Center and Municipal Historical Museum “La Florida”

The history of this place begins more than 100 years ago, when the Norverto family, originally from Spain, arrived in Arata, a small town with just over a thousand inhabitants.




Several old objects are preserved, among them, the cash register. Photo Michelle Masante.

According to the testimony of María Teresa de Aurelli, widow of Edgardo Félix Norverto, they acquired the property in 1918. All the brothers were linked to the enterprise.

The warehouse became a source of work for the inhabitants of this town that was in full growth. They incorporated personnel for the sale to the public and for the accounting part. It was an important Mall for the entire area.

In 1961 the firm Norverto Hnos. was dissolved and became the property of Félix Norverto e Hijo. The premises reopened in 1962 and the family business continued until 1988, when it was closed to the public.

The warehouse stopped working in 1988 and today it is a museum.  Photo Michelle Masante.


The warehouse stopped working in 1988 and today it is a museum. Photo Michelle Masante.

In 2001, the municipality acquired the building and converted it into the current Cultural Center and Historical Museumwhich keeps the richness of the site intact and is open to all curious visitors. The structure, the huge shelves, counters and some old objects such as the cash register are preserved.

During the visit it can be seen that the building maintains its material walls and the furniture built with wood imported from Brazil. It has different rooms: two large ones, which functioned as a hardware store, a paint store, a bazaar, a pantry; basement; office room; director’s room and mail.

To meet him, it is necessary to book at 2302 44-5188 and coordinate schedules. It remains in Libertad 260 and admission is free.

To know the place you have to coordinate a visit.  Photo Michelle Masante.


To know the place you have to coordinate a visit. Photo Michelle Masante.

2. Falabella House

This warehouse is in Victorica, the first town founded in Pampas territory as a consequence of the Conquest of the Desert. There, a fort was established and the first merchants arrived to supply the army.

The 1925 building, on an eighth street on 19th and 16th, still retains its exposed bricks, the semicircular moldings above, doors with shutters, large windows, and inside, there are still those shelves that reach up to the ceiling. ceiling, the L-shaped counter and the Roman scale.

Francisco Falabella, of Italian origin, who in [1945 compró este local que ya funcionaba como almacén de ramos generales.

El almacén sigue a cargo de la familia Falabella.


El almacén sigue a cargo de la familia Falabella.

Además de vender gran variedad de artículos, funcionaba como sucursal de mensajero postal y se encargaban de la traducción de cartas o redacción para aquellos que no sabían escribir.

Hacia finales de los 70, principios de los 80, el almacén bajó las persianas y cerró la atención al público. Sin embargo, la familia no movió ni una cosa de su lugar, todo se mantuvo igual.

Hace 6 años, Casa Falabella recibió las primeras visitas de quienes fueron a Victorica a celebrar la Fiesta Nacional de la Ganadería. Quienes lo habían conocido en actividad, tuvieron un viaje al pasado.

Las visitas guiadas las hace algún integrante de la familia Falabella. Foto Turismo La Pampa.


Las visitas guiadas las hace algún integrante de la familia Falabella. Foto Turismo La Pampa.

La familia Falabella está a cargo del lugar y ellos se encargan de hacer las visitas guiadas. Turismo Victorica coordina fechas y horarios. La entrada es gratuita (www.victorica.gob.ar/turismo).

3. La Moderna

El nombre del lugar revela el curso que tomó este almacén de General Achadonde todavía se pueden encontrar artículos para el hogar y el campo, pero con una mirada más actual.

En la actualidad, venden diferentes tipos de productos.


En la actualidad, venden diferentes tipos de productos.

Hoy, en el local de 1920, funciona un corralón rural y ferretería, consignataria de hacienda y un almacén, llamado El galpón del Edéndonde se pueden encontrar productos de decoración, jardinería, cristalería, cubertería, muebles.

Como elemento destacado, tienen uno colección de enlozados con diseños propios que la mandan a fabricar a China y la venden a todo el país. Actualmente también se puede comprar en Estados Unidos, por Amazon.

Además, en el sector de alimentación, ofrecen dos variedades de yerbas realizadas en conjunto con Valeria Trápaga, sommelier de yerba mate. También se puede encontrar café variedad de té.

Vista a los muebles antiguos que se conservan en La Moderna.


Vista a los muebles antiguos que se conservan en La Moderna.

Quienes deseen visitarlo, pueden pasar de lunes a sábado, de 7 a 12 y de 15 a 19.30 para descubrir la estructura original y los muebles de pinotea, caminar por la pasarela de época cercana al techo que da acceso a todas las partes del almacén, mientras prueban los productos, sin costo, y escuchan la historia de este lugar, que también funcionó como acopio de lana.

Queda en Garibaldi 601 (Instagram y Facebook en @elgalpondeleden @corralonlamoderna).

4. Museo municipal El almacén de Pepa

Es un ícono del Barrio de la Estación de Intendente de Alvear. Propiedad de la familia Pepa-Magini, abrió sus puertas en 1925. Ubicado a 50 metros del ferrocarril y al lado del hogar familiar, funcionaba como punto de encuentro para los chacareros.

El museo se inauguró en 2012. Foto Dirección de Cultura Intendente Alvear.


El museo se inauguró en 2012. Foto Dirección de Cultura Intendente Alvear.

Entre todos los productos que vendían -herramientas para el campo, el hogar, comida, artículos de librería, de ferretería y elementos de construcción, entre otros- se destacaba el vino que llegaba desde Mendoza.

También ofrecían préstamos a largo plazo y de vez en cuando, se alquilaban dos habitaciones para quienes estuvieran de paso.

En la década del 50 el negocio se terminó, pero la familia mantuvo todo intacto durante años. En el marco del 116º aniversario de la localidad, el 26 de noviembre de 2012, se inauguró como museodonde hoy se exhiben más de 270 objetos de época.

Los libros contables son exhibidos en el museo. Foto Dirección de Cultura Intendente Alvear.


Los libros contables son exhibidos en el museo. Foto Dirección de Cultura Intendente Alvear.

El recorrido guiado permite conocer todas las áreas de este edificio.

En el salón principal se pueden ver el mostrador original, las balanzas de época, los cajones donde se ponían los alimentos a granel, los libros contables; todo lo relacionado con el vino -como barricas, la máquina para llenar botellas, la de lavarlas, la máquina para poner el corcho-, latas de galletitas y talcos, planchas, batidora y heladera.

En dos habitaciones contiguas hay elementos personales de la familia como piano, juego de té, bastón, gorra vasca, sillón, entre otros. Los visitantes también pueden conocer el patio donde hay una parra y un olivar de más de 100 años que sigue dando frutos.

El museo está en Belgrano 50 y abre de lunes a viernes de 8 a 12. Para visitarlo por la tarde, feriados o fines de semana, hay que consultar en cultura@intendentealvear.gob.ar o museo@intendentealvear.gob.ar.

5. El almacén del Gallego

Este es el único almacén de la red que sigue funcionando como tal. Con clientes fijos y visitantes que llegan de todas partes, Néstor Omar González, más conocido como “el Gallego”, recibe a todos. Tanto a quienes quieren comprar mercadería como a los que buscan sacar fotos dentro de este edificio de 115 años.

Uno de sus mayores atractivos es que conserva su fachada original a excepción del techo que sufrió algunas reformas debido al deterioro producido por un tornado.

Así luce el almacén del Gallego, quien continúa con el negocio familiar. Foto Turismo La Pampa


Así luce el almacén del Gallego, quien continúa con el negocio familiar. Foto Turismo La Pampa

Desde 1930 el local, ubicado en Ataliva Roca, está en manos de la misma familia y fue pasando de generación en generación. El pionero fue Santiago Obeso, tío abuelo de los actuales dueños. Cuando él y toda su familia se mudó a La Plata para acompañar a su hija a estudiar Medicina, le dejó el negocio a su sobrina, Antonia Bravo.

Ahora, está al frente el Gallego, hijo de Antonia, quien sigue con el legado.

En su interior, se pueden apreciar estanterías de madera que cubren todas las paredes, cajones, baúles donde se guardaban los productos a granel, mostradores de madera, balanzas, prensa de correspondencia, y otras reliquias.

El almacén está sobre la avenida Coronel Roca, a una cuadra de la plaza principal. Abre de lunes a viernes de 8.30 a 12 y de 16.30 a 20.30. Los sábados, solo por la mañana. De todas maneras, el dueño aclara que como vive al lado, quien quiera puede tocarle la puerta y él con gusto invita a pasar.

Mirá también

Leave a Comment